jueves, 1 de noviembre de 2012

Ride (Monólogo de Lana del Rey)






I was in the winter of my life – and the men I met along the road were my only summer. At night I fell asleep with visions of myself dancing and laughing and crying with them. Three years down the line of being on an endless world tour and my memories of them were the only things that sustained me, and my only real happy times. I was a singer, not a very popular one, who once had dreams of becoming a beautiful poet – but upon an unfortunate series of events saw those dreams dashed and divided like a million stars in the night sky that I wished on over and over again – sparkling and broken. But I didn’t really mind because I knew that it takes getting everything you ever wanted and then losing it to know what true freedom is.




When the people I used to know found out what I had been doing, how I had been living – they asked me why. But there’s no use in talking to people who have a home, they have no idea what it’s like to seek safety in other people, for home to be wherever you lie your head.

I was always an unusual girl, my mother told me I had a chameleon soul. No moral compass pointing due north, no fixed personality. Just an inner indecisiveness that was as wide and as wavering as the ocean. And if I said I didn’t plan for it to turn out this way I’d be lying – because I was born to be the other woman. I belonged to no one – who belonged to everyone, who had nothing – who wanted everything with a fire for every experience and an obsession for freedom that terrified me to the point that I couldn’t even talk about – and pushed me to a nomadic point of madness that both dazzled and dizzied me.

Every night I used to pray that I’d find my people – and finally I did – on the open road. We had nothing to lose, nothing to gain, nothing we desired anymore – except to make our lives into a work of art.

Live fast. Die young. Be wild. And have fun!

I believe in the country America used to be. I believe in the person I want to become. I believe in the freedom of the open road. And my motto is the same as ever *I believe in the kindness of strangers. And when I’m at war with myself … I Ride. I Just Ride.*

Who are you? Are you in touch with all of your darkest fantasies? Have you created a life for yourself where you’re free to experience them?
I Have. I am Fucking Crazy.

But I Am Free.



Viaje


Estaba en el invierno de mi vida, y los hombres que conocí en el camino fueron mi único verano. Por la noche dormí con visiones de mí misma bailando y riendo y llorando con ellos. Tres años bajo la línea de estar en el tour de un mundo sinfín y mis recuerdos con ellos fueron lo único que me sostuvieron y mis únicos momentos de felicidad. Fui una cantante, no de las populares, que alguna vez tuvo el sueño de convertirse en una hermosa poeta, pero por una serie de infortunados eventos vi esos sueños tirados e inmersos como un millón de estrellas en el cielo de la noche que deseé una y otra vez... brillantes y rotos. Pero en realidad no me importó, porque sabia que había que acostumbrarse a tomar todo lo que siempre se quiere y después perderlo para saber lo que en verdad es la libertad.

Cuando la gente que solía conocer descubría lo que había estado haciendo y cómo había estado viviendo, me preguntaban por qué. Pero no tiene caso hablar con gente que tiene un hogar, no tienen idea delo que es buscar tranquilidad en otras personas, tener un hogar donde sea que  recuestas tu cabeza. 

Siempre fui una chica muy inusual, mi madre me decía que tenía un alma camaleónica. Ninguna brújula moral ajustaba mi norte, no tenía una personalidad fija. Sólo un indeciso interior que era tan ancho y titubeante como el océano. Y si se dijera que no había estado planeada para ser de esa manera me hubiera tendido, porque yo nací para ser otra mujer. No pertenecí a nadie, pertenecí a todos, no tuve nada, quise todo con un fuego para cada experiencia y obsesión, para la libertad que me aterrorizó al punto de que incluso no pude hablarlo, y me empujó a un punto nómada de locura que, ambos, me deslumbraron y tambalearon. 

Cada noche solía rezar para encontrar a mi gente y, finalmente, lo hice, en el camino abierto. No tuvimos nada que perder, nada que ganar, nada que deseáramos más, excepto hacer de nuestras vidas un trabajo de arte.

Vive rápido, muere joven, se salvaje y diviértete! 

Creo en el Estados Unidos que solía ser. Creo en la persona en la cual quiero convertirme. Creo en la libertad del camino abierto. Y mi moto es la misma de siempre. Creo en la amabilidad de los desconocidos. Y, cuando estoy en guerra conmigo misma, tomo el viaje. Sólo tomo este viaje. 

¿Quien eres tú?. ¿Eres quién se emociona con su más oscuras fantasías?, ¿Has creado una vida para ti mismo donde eres libre para experimentarlas? Yo la tengo.

Estoy jodidamente loca, pero soy libre. 

8 comentarios:

Tim Meira dijo...

MUCHAS GRACIAS, lo estuve buscando en español!

Bea saex dijo...

me encanta esta mujer! 'jodidamente loca, pero libre' todo lo que transmite sin ser tan exagerada como otros cantantes..idola.

Butterfly_Wings8 dijo...

Llevaba buscándolo un tiempo.
Porque es simplemente genial. Y el videoclip, me mata (de amor)
Mil gracias.

Te sigo!! Creo que va a gustarme perderme en tus etéreas nostalgias ;)

Un saludo!

Mayra Moreira dijo...

Me encanta. Me sentía identificada. Hermosas palabras.
Lana del Rey!

RossLane Breathe dijo...

Me deja sin palabras cada vez que lo leo!!!

Anónimo dijo...

Wow

SadBadMad dijo...

MARAVILLOSA, LANA DEL REY ES LA MEJOR. Estoy escribiendo una historia llamada "Lolita" inspirada en las canciones de Lana, aquí les dejo el link por si les interesa. Lolita. - Capítulo 1. #wattpad http://w.tt/1YoX6QG

Viviana Briceno dijo...

Amo lana. Me ayudó a escribir y a encontrarme.